Blog - Contacto | 666 732 422

Confía, lleva tiempo observándote
El verano es un buen momento para realizar aquellas tareas que durante el año nunca encuentras el momento para hacerlas, dejar hacerlas o enseñar a hacerlas. Quizás algunas ya te las haya pedido cuando el momento no era oportuno y las has dejado aparcadas.

Puedes aprovechar estas vacaciones para enseñarle a hacer algunas tareas domésticas. Estas tareas le ayudan a crecer y a participar en la convivencia familiar y a reforzar el espíritu de colaboración para que todo funcione.

A menuda piensas que si durante el curso no encuentras el momento para que practique ya no es necesario que lo aprenda. Pero no es así, saber hacerlas beneficia y aumenta la autonomía de tu hijo.
 
  • Destreza manual.
  • Psicomotricidad fina.
  • Control del tiempo para realizar una tarea.
  • Desarrollar las habilidades para resolver problemas.
  • Organización.
  • Distribución del espacio y los recursos...

¿Qué tareas se pueden hacer?  (ten en cuenta la edad)
 
  • Fregar platos, recoger la cocina...
  • Tender la ropa.
  • Preparar alguna comida o parte de ella.
  • Hacerse la cama cada día.
  • Barrer y fregar.
  • Regar las plantas.
  • Poner y quitar la mesa....
 
A veces te parece que no será capaz, pero déjaselo hacer y ya verás como te sorprenderá.
Lleva mucho tiempo observándote.



Si te ha gustado y crees que puede ayudar a alguien, compártelo.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies