Blog - Contacto | 666 732 422

Mercat Romà IESSO 2019 recopilación
Iesso 2019: Ser alumno en la república de Cicerón

Si hubiésemos vivido en tiempos de la república romana, tus hijos de entre 7 i 12 años habrían hecho La instrucción elemental-ludus que consistía en:
 
  • Una educación pensada para los hijos varones.
  • Aprender a leer, escribir y poco cálculo.
  • Disciplina personal y “estilo romano”.


¿Cómo trabajaban?
 
  • Trabajaban sentados en círculo.
  • Potenciaban la memorización.
  • Priorizaban la repetición y las respuestas orales.
  • La jornada escolar era muy larga (desde el amanecer hasta el anochecer)
  • El año escolar empezaba en noviembre y acababa en junio.


Cicerón ya dijo que la ley y las instituciones democráticas no servían de nada si los ciudadanos no estaban “bien educados”; por tanto era necesario garantizar los valores de la virtud cívica a través de un sistema educativo.



Iesso 2019: Quienes eran maestros en la república de Cicerón

Los maestros de la escuela elemental (ludus) de la República al Imperio:
 
  • Al principio era una profesión ninguneada.
  • Los primeros maestros eran poetas y griegos itálicos.
  • Eran hombres libres o esclavos (griegos) liberados.
  • Eran trabajadores por cuenta propia: al principio vivían de donativos; después se fijaron honorarios.
  • No tenían formación específica, salvo la instrucción elemental que también habían recibido (leer y escribir).

Durante el Imperio, los maestros fueron recompensados con una serie de privilegios al considerar que su profesión era útil para los ciudadanos y sagrada para los dioses, ya que educan a la juventud para la nobleza de espíritu y para la virtud cívica.



Iesso 2019: Bilingüismo: ¿Latín o griego?

La inquietud de los romanos por el predominio griego en el ámbito educativo jamás desapareció durante su hegemonía.

Los primeros maestros eran de origen griego. De hecho, allí donde fueren los romanos tenían que enfrontarse con la cultura griega, que era la antecesora.

Durante los inicios de la República se enseñaba tanto en latín como en griego.

Con el tiempo el latín fue produciendo su propia literatura y madurando como lengua.

Hacia finales de la República el latín se convirtió en la lengua principal en el sistema educativo romano.

El griego se enseñaba como segunda lengua cultural.




Iesso 2019: ¿Los romanos se preocupaban por la educación?

Pues sí: Catón, Cicerón y Quintiliano entre otros.

Catón (234-149 aC) consideraba que era impropio de un esclavo educar, enseñar y disciplinar a los hijos de su amo. El mismo Catón hizo de maestro de su hijo.
Su ideal de hombre era: “hombre bueno, experto en el habla” (vir bonus, dicendi peritus), entendiendo por “bueno” que tuviera los valores tradicionales del estilo romano y respetase la ley.

Cicerón (106-43 aC) fue un gran estudioso de la problemática educativa. Le preocupaban el respeto y la fidelidad al estilo romano definido como las costumbres tradicionales y la aceptación a la autoridad de la ley.
Defendía el modelo de enseñanza griego.
Decía que era necesario aprovechar los modelos buenos, vinieran de donde vinieran.

Quintiliano (35-100 dC) escribió sobre la teoría y la práctica de la educación. Inició el estudio del carácter del niño dando importancia al nacimiento y los primeros años de vida.
Sus estudios defendían:
 
  • Una buena escuela es moralmente saludable.
  • La calidad de una escuela depende tanto del carácter y la intuición psicológica del maestro como del material educativo.
  • El papel del maestro es fundamental.
  • El maestro debe observar las respuestas del niño y adecuar las tareas según la edad.
  • La coacción física de zurrar es inútil, hay que elogiar a los alumnos y utilizar sanciones positivas.



Iesso 2019: Los romanos ya tenían política educativa

Durante el primer siglo del imperio se creó la necesidad de instaurar una política educativa.

Era necesaria una administración pública, extensa y que tuviera capacidad de gestión.

Empezaron a crear muchas escuelas hasta quedar todas incluidas en un sistema estatal.

La escolarización no era ni obligatoria ni gratuita, pero con el tiempo se fue exigiendo a las municipalidades que asumieran la responsabilidad y como mínimo ofrecieran la instrucción elemental (ludus).

A la vez, el estado, se comprometió a llevar a cabo una tarea de control y de promoción de la educación.

Durante el Imperio, los maestros fueron recompensados con una serie de privilegios al considerar que su profesión era útil para los ciudadanos y sagrada para los dioses, ya que educan a la juventud para la nobleza de espíritu y para la virtud cívica.





A continuación los enlaces correspondientes a la recopilación de artículos publicados en ocasión de los Iesso de los años anteriores:
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies