Plaça de la Plana, 2 Baixos 
25210 Guissona (Lleida)

666 732 422

¿Te has fijado cómo coge el lápiz?
Si has observado que no coge bien el lápiz piensa que tampoco es suficiente en que la letra sea legible. También habrás podido observar qué consecuencias se derivan…
 
  • No escribe con agilidad.
  • No hay fluidez ni precisión.
  • No puede ver lo que escribe.
  • Proyecta sombra sobre el que escribe.
  • Pisa el texto que ya ha escrito.
  • Le es difícil mantener una presión constante.
  • Le cuesta mantener el tono muscular.

Coger el lápiz no debe ser un ejercicio de contorsionismo con los dedos.
Es fácil que al cabo de un rato aparezca la tensión muscular en la mano y el cansancio en los dedos debido a la presión inadecuada.

Hay que insistir en que coger el lápiz bien sea una prioridad.

¿Por qué debe coger el lápiz correctamente?
 
  1. Para conseguir un trazo ágil, fluido y preciso.
  2. Para ver bien lo que escribe al escribir.
  3. Para evitar la tensión y el cansancio.
  4. Para que la letra tenga la inclinación correcta (ligeramente hacia la derecha).

¿Cómo lo puedes hacer?

Material:
 
  • 1 lápiz de carpintero o de paleta. Un recurso diferente a los lápices "convencionales".
  • Una bola de papel pequeña o utensilio similar (si es necesario).

Una vez el lápiz tiene la punta hecha hay que cogerlo de la siguiente manera:
 
  • Pon el dedo gordo (pulgar) en la parte ancha del lápiz.
  • Pon el dedo índice sobre la parte estrecha del lápiz.
  • Pon el dedo corazón de lado en la parte ancha que queda debajo.
  • Esconde el dedo pequeño y anular cerrándolos y (si es necesario) sujetando una bola de papel ...

En la parte ancha del lápiz puedes marcar la forma de la punta del dedo gordo.
Recuerda que hay que aguantar la hoja con la otra mano y si añades una postura correcta la mitad de la concentración ya la tiene ganada.

Ahora ya puede practicar un rato cada día para crear este nuevo hábito. En nuestra web se puede descargar los recursos imprimibles para practicar.

También puedes encontrar adaptadores triangulares para los lápices, pero, a veces, ya se ha probado todo y un utensilio diferente siempre motiva mucho más. Los lápices de madera más gruesos y de forma triangular también son un buen recurso.

Deja el lápiz a la vista y siempre con la punta listo para escribir, así será más tentador utilizarlo para hacer los deberes y porque hace más gracia que el lápiz convencional.

He comprobado que cuando ya hace varios días que practica con el lápiz de "paleta", el lápiz normal se coge bien en más ocasiones sin que se dé cuenta.

Para reforzar la práctica piensa en utensilios que utilizamos diariamente o algunas veces y en las que los dedos tienen la posición del lápiz. En estos usos normalmente no hay mala práctica (pinzas de tender la ropa, coger los cubiertos, pegar pegatinas, sacar las semillas de la sandía ...) y la posición es la correcta.

Por supuesto, los ejercicios de psicomotricidad fina ayudan mucho a la hora de fortalecer el tono muscular (plastilina, barro, pinchar, trabajos con papel, ...).

Pruébalo. El resultado es sorprendente.


 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración