Blog - Contacto | 666 732 422

Se me está acabando la paciencia!

No puedes permitirte que se te acabe la paciencia. Es la herramienta principal que te permite el autocontrol de los impulsos y el dominio de las emociones para resolver y reconducir todas aquellas situaciones y conflictos de cada día.

 

La palabra paciencia es un término muy corriente. El diccionario (RAE) define la palabra paciencia como una cualidad y una virtud de aquel que sabe soportar con calma la espera de algo que no acaba de llegar, que no se acaba... Es una cualidad o atributo que tiene quien sabe soportar, sin estrés, los contratiempos, las ofensas, los trabajos...

 

Nuestra cultura popular ya recoge, a través del refranero, la necesidad de esta virtud cada vez más escasa.

 

“La paciencia es la madre de la ciencia”,

El pescar con caña, requiere paciencia y maña”...

 

No lo tienes nada fácil porque el entorno en el que te mueves la virtud de la paciencia, que es recargable, no está demasiado bien vista y pierde fuerza a toda máquina:

 

  • Los mensajes de WhatsApp, Telegram, Twiter, Instagram,...
  • La comida rápida.
  • Las agendas llenas.
  • La información al segundo.
  • Todo es para ayer.
  • Queremos las respuestas al instante
  • Y todo aquello que signifique inmediatez.

Nada de lo que hay a tu alrededor tiene relación con la serenidad, la espera, la calma, la expectación, el tiempo,...

 

 

¿Cómo lo hago para tener más paciencia?

 

  • NO quieras controlarlo todo, el control crea estrés.
  • Elimina las prisas añadiendo un poco más de tiempo y dejando que sean consecuentes si no han sabido aprovecharlo.
  • Ponle un poco de humor. A veces desencaja y desaparece el conflicto.
  • Reconoce la impaciencia, sé consciente, respira, relájate y continúa.

 

Tú eres el referente y el ejemplo para tus hijas, si ellas te ven a reaccionar con paciencia, ellas también la tendrán contigo y con los demás.

Debes fomentar y dar sentido al hecho que “tener paciencia” les es y les será útil para avanzar siempre y en cualquier circunstancia que les acompañe durante la vida.

 

Es importante para la vida cotidiana, la necesitan cuando se comunican, cuando se relacionan, para convivir, para estudiar y en los procesos de larga duración.

 

 

Si te ha gustado y crees que puedes ayudar a alguien, compártelo.

 

 

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies