Blog - Contacto | 666 732 422

¿De verdad, quieres ser perfecto?
¿Crees que existe un modelo perfecto donde reflejarte a la hora de educar a tu hijo?

Esta frase es una protección, una defensa, una excusa, una disculpa, una justificación,... por no responder ni argumentar la situación creada.

Tanto si la dices tú como si la dicen los demás es una frase sin objetividad porqué nadie conoce la perfección y por tanto es muy difícil que os pongáis de acuerdo.

Desde este punto de vista, alégrate porqué tienes la posibilidad de poder mejorar siempre y así lo debes transmitir a tu hijo.

Esta frase no tiene ningún sentido, es un argumento sin significado porqué nunca nada ni nadie será perfecto.

Solo es una respuesta fácil cuando no encontramos argumentos.

¿Cómo puedes sustituir esta frase?
 
  1. Encuentra argumentos.
  2. Ordena la situación y los hechos.
  3. Explícaselos con las palabras justas.

Si tú lo haces tu hijo/hija aprende a hacerlo y a la vez le enseñarás a argumentar sus acciones.



Si te ha gustado, compártelo.


 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies