Plaça de la Plana, 2 Baixos 
25210 Guissona (Lleida)

666 732 422

Se me está acabando la paciencia!

No puedes permitirte que se te acabe la paciencia. Es la herramienta principal que te permite el autocontrol de los impulsos y el dominio de las emociones para resolver y reconducir todas aquellas situaciones y conflictos de cada día.

 

La palabra paciencia es un término muy corriente. El diccionario (RAE) define la palabra paciencia como una cualidad y una virtud de aquel que sabe soportar con calma la espera de algo que no acaba de llegar, que no se acaba... Es una cualidad o atributo que tiene quien sabe soportar, sin estrés, los contratiempos, las ofensas, los trabajos...

 

Nuestra cultura popular ya recoge, a través del refranero, la necesidad de esta virtud cada vez más escasa.

 

“La paciencia es la madre de la ciencia”,

El pescar con caña, requiere paciencia y maña”...

 

No lo tienes nada fácil porque el entorno en el que te mueves la virtud de la paciencia, que es recargable, no está demasiado bien vista y pierde fuerza a toda máquina:

 

  • Los mensajes de WhatsApp, Telegram, Twiter, Instagram,...
  • La comida rápida.
  • Las agendas llenas.
  • La información al segundo.
  • Todo es para ayer.
  • Queremos las respuestas al instante
  • Y todo aquello que signifique inmediatez.

Nada de lo que hay a tu alrededor tiene relación con la serenidad, la espera, la calma, la expectación, el tiempo,...

 

 

¿Cómo lo hago para tener más paciencia?

 

  • NO quieras controlarlo todo, el control crea estrés.
  • Elimina las prisas añadiendo un poco más de tiempo y dejando que sean consecuentes si no han sabido aprovecharlo.
  • Ponle un poco de humor. A veces desencaja y desaparece el conflicto.
  • Reconoce la impaciencia, sé consciente, respira, relájate y continúa.

 

Tú eres el referente y el ejemplo para tus hijas, si ellas te ven a reaccionar con paciencia, ellas también la tendrán contigo y con los demás.

Debes fomentar y dar sentido al hecho que “tener paciencia” les es y les será útil para avanzar siempre y en cualquier circunstancia que les acompañe durante la vida.

 

Es importante para la vida cotidiana, la necesitan cuando se comunican, cuando se relacionan, para convivir, para estudiar y en los procesos de larga duración.

 

 

Si te ha gustado y crees que puedes ayudar a alguien, compártelo.

 

 

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies