Plaça de la Plana, 2 Baixos 
25210 Guissona (Lleida)

666 732 422

Evita la frase maldita: ¿Cuándo haremos los deberes de verano?
La frase maldita del verano pone a muchas familias contra las cuerdas y crea tensiones y pequeños conflictos que crecen como una avalancha.

¿Cuáles son las causas?
 
  • Nunca es un buen momento para empezarlos, tiene tiempo de sobra.
  • Te conoce muy bien y sabe cómo llevar la situación al límite para no hacerlos en el momento propuesto.
  • Promesas incumplidas de hacerlos luego.
  • No veis las cosas de la misma manera, no hay objetividad.
  • Y este curso ya lleváis horas y horas haciendo trabajos escolares.

Tienes la opción de una academia de repaso o puedes hacerlo con nuestra propuesta:


¿Cómo lo puedes hacer?
 
  • No preguntes, establece un tiempo para los deberes.
  • Fija un rato corto.
  • Enfoca los deberes desde un punto de vista amable.
  • Enfadarte supone dos trabajos: enfadarte y desenfadarte.
  • Intercalar actividades de atención - percepción entre ejercicios.
  • Utiliza recursos "simpáticos", con sentido del humor y que le provoquen una risa. Por ejemplo:

En cálculo o matemáticas podemos buscar situaciones de la vida cotidiana:
- "en mi casa 8x4 no hacen 30",
- "si alguna vez tienes una tienda, con estos descuentos ... no sé.
-...

En lenguaje podemos encontrar situaciones similares:
- "Yo suelo tocar la guitarra y no la Gitarra" (diferenciando los sonidos),
- "Barca, se escribe con b alta, imagínate la vela"

En otras áreas:
- "En mi mapa, ¿Cataluña está en el noreste de la Península Ibérica y en el tuyo?",
- "Ostras !, no sabía que ..."

Es importante la naturalidad y el buen humor, que sea un rato ameno. ¿Qué ganas con ello?
Más tranquilidad. "Quitar hierro" a todo aquello que os puede enturbiar la convivencia. Rebaja la importancia de algunos errores, relativiza, mañana saldrá mejor. Trabajar en una situación amable y tranquila facilita los aprendizajes.

NO gusta a nadie hacer deberes de verano, ni padres ni hijos. Por eso es bueno que todos juntos, pero sobre todo vosotros los padres, adoptéis una actitud serena y os convencéis que al final puede ser un buen rato para establecer más lazos con vuestros hijos.

¡Buenos deberes y feliz verano!



Si te ha gustado, compártelo.

 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies